Cómo hacer Bálsamo Labial Casero

¿Por qué no hacer tu propio Bálsamo Labial (o cacao para los labios) totalmente natural?. Yo lo uso a diario, aunque no tenga los labios ni agrietados ni secos, porque me encanta como quedan de suavecitos.
Ésta es una receta que hago a menudo y espero que te guste. Los productos que utilices cuanto más naturales mejor.

La cera de abejas es rica en vitamina A, tiene propiedades emolientes (ablanda zonas inflamadas o con durezas), cicatrizantes y antiinflamatorias.

La manteca de cacao es la grasa natural comestible procedente del haba del cacao. Tiene propiedades emolientes y suavizantes que ayudan a reparar los labios agrietados.
La manteca de karité es una grasa extraída de la nuez del árbol de karité. Es un regenerador celular natural. Es excelente hidratante para las pieles secas y dañadas.
El aceite de almendras dulces proporciona elasticidad a la piel dejándola hidratada, nutrida y suave.

Ingredientes para hacer Bálsamo Labial Casero:

  • 8 gr de Cera Blanca de Abejas
  • 8 gr de Manteca de Cacao Natural
  • 14 gr de Manteca de Karité Virgen Bio
  • 10 gr de Aceite de Almendras Dulces
  • 8 gotas Aroma alimentario de Fresa (opcional)
  • 0,4 gr Vitamina E (opcional)
  • una pizca de Mica Roja o pintalabios (opcional)
Pasos a seguir:
  1. Derrite la cera blanca de abejas y las mantecas de karité y cacao en el microondas o al baño maría en un recipiente apto.
  2. Una vez fundido todo, añade el aceite de almendras sin parar de remover para que se mezcle bien.
  3. Añade el aroma, la vitamina E y la mica roja o pintalabios, remueve la mezcla.
  4. Échalo en tu envase, déjalo enfriar y ¡listo para usar!

Esta receta de Bálsamo Labial Casero puede tener variaciones. Puedes cambiar el aceite de almendras por otro que tengas. En cuanto al aroma, la manteca de cacao, al ser natural, conserva todo su olor con lo que podríamos prescindir de las 8 gotas de aroma de fresa. La vitamina E no es obligatoria pero si recomendable porque ayuda a que te dure más tiempo el bálsamo labial. La mica simplemente es para darle un poco de color al bálsamo, cuando te lo eches no te dejará color en los labios.

En nuestro caso la manteca de cacao, al ser natural, conserva todo su aroma con lo que podríamos prescindir de otros aromas.

Tu bálsamos casero puede estar más o menos sólido dependiendo de la temperatura. Así que según la ciudad donde vivas o la época del año se puede quedar más o menos duro. Si no queda con la consistencia deseada, vuélvelo a derretir y échale más aceite si está demasiado duro o más cera si está demasiado blando.

Como ves,  ¡más fácil imposible!

 

¡Ayúdanos y Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *